HARRISBURG, Pa. (WHTM) — Las aulas de Pensilvania no tienen suficientes maestros.

En 2010, se certificaron 15.000 nuevos docentes al año. El año pasado, ese número bajó a 5.000, componiendo un mayor número de renuncia después de la pandemia.

Los asistentes a una cumbre dijeron ayer que los maestros necesitan más salarios, mejor capacitación y más respeto. Las posibles soluciones incluyen un programa de tutoría administrado por el estado para animar a más personas a convertirse en maestros tanto como colegio gratuito o reducido para carreras de educación.

Su pronóstico del tiempo local más preciso: Hoy 64; esta noche 47. Mañana 70.