CARLISLE, CONDADO DE CUMBERLAND, Pa. (WHTM) — Un jurado debe decidir hoy si un hombre que mató en carlisle a dos mujeres y un bebé no nacido debe recibir o no la pena de muerte.

Davone Anderson fue condenado ayer por cargos de asesinato en primer grado después de disparar y matar a Sydney Parmeele en julio del 2020, porque pensó que lo estaba engañando.

Unas semanas después, Anderson Hizo lo mismo con Kylee Lyons porque pensó que ella lo entregaría por el asesinato anterior. Lyons tenía seis semanas de embarazada cuando fue asesinada.

Anderson fue condenado por un cargo de asesinato en primer grado de un niño no nacido. El jurado también lo encuentra culpable de poner en peligro el bienestar de un niño dado que el fiscal de distrito dice que el hijo de 13 meses de Anderson estaba allí por ambos asesinatos.

Hoy el jurado debe decidir si Anderson debe pasar el resto de su vida en prisión o ser enviado al corredor de muerte.