EEUU: Pandemia aumenta interés en enseñanza en casa

Coronavirus en Español

En esta foto del 24 de marzo del 2020, proveída por Christina Rothermel Branham, se ve a su hijo James haciendo tareas escolares en su casa en Tahlequah, Oklahoma. Branham, una profesora de psicología en las Universidad Northeastern State en Tahlequah, dice que va a probar la enseñanza virtual por medio de su distroto escolar para su hijo. Pero planea cambiar a un currículo propio de enseñanza en casa si las cosas no van bien luego de un mes. (Christina Rothermel Branham vía AP)

MISSION. Kansas, EE.UU. (AP) — Cuando padres en todo Estados Unidos se preparan para ayudar a sus hijos con más clases a distancia, un grupo pequeño pero creciente de ellos resuelve tomar el asuntos en sus manos y comenzar a dar las clases en casa.

A algunos les preocupa que sus distritos escolares no son capaces de ofrecer una enseñanza virtual buena. Para otros que pudieran haber estado ponderando la educación en el hogar, la preocupación por la salud de sus familias en medio de la pandemia y los planes constantemente interrumpidos de enseñanza presencial les están llevando a alejarse de los sistemas escolares.

Mindy Kroesche, una redactora y editora independiente de Lincoln, Nebraska, se inclinaba a favor de educar en casa a su hijo de 12 años, que padece de autismo y trastorno crónico del desarrollo neuropsiquiátrico, lo que hace difícil la escuela secundaria. Pero ella siempre pensó que su hija de 10 años estaba “hecha para la escuela”. Ahora los va a sacar a los dos por el resto del año.

“Vimos que en su caso llevar una máscara todo el día dificulta el aprendizaje”, dijo. “Iba a ser un ambiente tan diferente. No pensamos que sería beneficioso para ella”.

Las solicitudes para educación en casa están aumentando en varios estados, incluyendo Nebraska, donde han aumentado 21%, y Vermont, donde han aumentado 75%. En Carolina del Norte, una avalancha de padres de notificaciones de padres que planean optar por la enseñanza en casa abrumó un portal del gobierno el mes pasado, incapacitándolo temporalmente para aceptar solicitudes.

El año pasado había unos 2,5 millones de estudiantes en enseñanza en casa desde preescolar hasta el fin de la secundaria en Estados Unidos, lo que representa de 3% a 4% del total, de acuerdo con el National Home Educators Research Institute. Brian Ray, presidente del grupo, prevé que los números llegarán al menos al 10%.

“Un día el distrito escolar dice X y cuatro días más tarde dice Y”, dijo Ray. “Y entonces el gobernador dice otra cosa y eso cambia lo que puede hacer el distrito escolar. Y los padres y los maestros están cansados de lo que parecen ser decisiones arbitrarias y caprichosas. Están cansados de eso y dicen, ‘nos vamos’”.

El interés en material docente también está aumentando, impulsado en parte por padres que mantienen a sus hijos matriculados en las escuelas pero buscan formas de complementar la educación virtual.

La Asociación Nacional de Enseñanza Escolar en Casa recibió más de 3.400 pedidos de información en un solo día el mes pasado, comparado con entre cinco y 20 pedidos por día antes de la pandemia de coronavirus. El grupo tuvo que aumentar la capacidad de su correo electrónico para lidiar con el incremento.

“Claramente, el interés que hemos recibido se ha disparado”, dijo J. Allen Weston, director del grupo, con sede en un suburbio de Denver. “Es realmente la única forma de describirlo”.

Algunos padres en partes rurales de Nebraska están optando por la enseñanza en casa debido a escasez de personal y acceso limitado al internet que impide a ciertos distritos ofrecer la opción virtual, dijo Kathryn Dillow, presidenta y directora ejecutiva de Nebraska Home Schools, un grupo de apoyo y promoción.

Las solicitudes de permisos de enseñanza escolar continúan llegando en Nebraska, donde el número de alumnos que aprenden en sus hogares ya había subido a 3.400 para el 14 de julio, comparado con 2.800 un año antes, dijo David Jespersen, portavoz del departamento de Educación del estado.

Jespersen dijo que existe “mucha confusión” y que “los padres demoran en tomar una decisión” debido a los cambios en marcha.

Independientemente del número final, Jespersen no espera que el incremento afecte los presupuestos de los distritos porque los estudiantes en enseñanza escolar siguen siendo una pequeña porción de los 326.000 estudiantes en los 244 sistemas escolares del estado.

La mayoría de los otros estados no tienen cifras sobre la enseñanza escolar, ya sea porque no las compilan a nivel estatal o porque es demasiado pronto. Pero todo indica aumentos en todo el país.

“Ahora llega la realidad”, dijo John Edelson, presidente de Time4Learning, un proveedor de currículo en la internet, cuyos negocios han aumentado aceleradamente. “Las personas han aplazado la decisión, pero estamos en este gran punto de inflexión. Y es difícil ver cuál será el ángulo, pero definitivamente sube”.

En Missouri, llamadas telefónicas y correos electrónicos inundan el grupo de apoyo de enseñanza escolar Families For Home Education cada vez que un distrito anuncia su plan de reabrir las escuelas, dijo Charyti Jackson,directora ejecutiva del grupo. Dice que las familias están en “pánico” sobre inicios virtuales del año y planes híbridos en los que los estudiantes asisten a clases a tiempo parcial y estudian en casa el resto.

“Ellos preguntan: ‘¿Qué se supone que haga con mis hijos cuando estoy trabajando a tiempo completo?’”, dijo.

Para las familias que solamente planean la enseñanza escolar por un semestre o dos, algunas en grupos pequeños, su consejo es concentrarse en cómo garantizan que los estudiantes puedan hacer sin tropiezos la transición de regreso a las escuelas públicas una vez pase la pandemia. Eso es más difícil para los estudiantes que reciben servicios de educación especial y los de secundaria que tienen que satisfacer los requerimientos de graduación en sus distritos.

Hay además indicios de que el éxodo a la enseñanza en casa pudiera continuar bien entrado el otoño. Christina Rothermel-Branham, una profesora de psicología en la Northeastern State University en Tahlequah, Oklahoma, dice que va a ensayar la enseñanza remota a través de su distrito para su hijo de 6 años. Pero dice que la enseñanza virtual que ella vio en la primavera fue “muy monótona” y que planea cambiar a enseñanza escolar si el primer mes va mal.

“Si hay mucho estrés entre nosotros dos probablemente lo voy a sacar”, dijo.

Rothermel-Branham, de 39 años, ya ha examinado currículos como plan de reemplazo y se ha registrado para clases de arte y música en Outschool, una plataforma de aprendizaje en internet que ha reportado un crecimiento 30 veces desde marzo.

“Es un caos tan grande”, dijo el director general de Outschool, Amir Nathoo. “Muchas escuelas se pasaron todo el verano preparándose para una reapertura con distanciamiento social y ahora parece que no va a suceder, debido al virus”.

Dijo que la demanda de clases ha sido especialmente fuerte en los estados que trataron más activamente de reabrir las escuelas, incluyendo Texas, Florida, Georgia y Arizona.

Chris Perrin, director general de Classical Academic Press, dijo que las ventas de currículos para enseñanza en casa han aumentado 100% durante la pandemia. Dijo que había “mucha enseñanza mala por la internet” y que algunos padres estaban “en shock” cuando la vieron.

“Ellos dicen ‘no podemos quedarnos con los brazos cruzados’”, dijo Perrin. “Así que se están volviendo maestros en casa”.

___

La periodista de la AP Lisa Rathke en Montpelier, Vermont, contribuyó.

Copyright 2020 Nexstar Broadcasting, Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.

Don't Miss